jueves, 31 de marzo de 2011

Corresponsales AdP: Keita y Macherano Picapedreros por Alfonso Loaiza

"El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos". Michael Jordan.

El deporte no es ganar, ganar y volver a ganar, como proclamaba Luis Aragonés antes de ser el instigador del Tiqui-Taca. No todo vale. Las formas importan. El éxito no es lo que debería primar en este mundo de la competitivad. Ya Homero nos explicó en la Ilíada que lo que realmente nos sirve de enseñanza es el camino y no la llegada.

Lo que importa en la vida es no olvidar tu historia: de dónde vienes, quién eres y tener siempre los pies en el suelo. Pasar por el filtro del sentido común y que impere la sensatez. Quizás ese haya sido el sudoku que han hecho Keita y Mascherano para llegar al Barcelona. Todo lo que han logrado ha sido gracias a la ética del trabajo y a la dedicación diaria. El tesón de ambos no tiene límites. Reclaman el fútbol de siempre, el de equipo. Están para servir al escudo que llevan en el pecho y no al dorsal que portan en la espalda. Arriman el hombro cuando la situación lo demanda.

No son Messi, ni Xavi, ni Iniesta. No se han criado en la Masía. No son titulares. Pero cumplen a las mil maravillas siempre. Pertenecen al espíritu estajanovista y picapedrero, pero con altas dosis de toque de balón. No desentonan nunca. Hacen obras de arte sin hacer más de lo que saben. Como explicó Carlos Boyero en su columna del País con Pepe Reina, representan el señorío en sentido amplio de la palabra: son capaces de hacer suya la victoria de sus compañeros.

La imagen de Keita y Mascherano es la metáfora de este Barcelona de Pep Guardiola. El altruismo y la generosidad personificadas. Ambos son internacionales, uno capitán de Argentina y el otro de Mali. Aceptan la suplencia con una entereza sobrehumana. Son en el buen sentido de la palabra "buenos". No solo no crean malos rollos, sino que son junto a Abidal, de los más queridos en el vestuario. Dejan huella, no porque intenten hacer grandes cosas con el cuero, sino porque todo lo que realizan es con el corazón. Y eso tiene un valor gigantesco. Es la base para que el fútbol encuentre sus frutos del deseo. Solo jugando por y para todos se conseguirá el ansiado premio de la victoria de lo colectivo sobre lo individual.

Los dos centrocampistas vienen de continentes como África y Sudamérica en los que para salir adelante se explora la sencillez. Mientras, aquí en el Viejo Continente, fuente de riqueza y estupideces, prima la vanidad y el engreimiento. Nadie pone su granito de arena, todos nos pisoteamos. Ya en España la profesión de mi fallecido abuelo: picapedrero, se ha quedado anquilosada en esa palabra que sirve solo para que mi madre y más profesoras de Lengua la pongan en los exámenes preparatorios de selectividad como ejemplo de parasintética: un vocablo compuesto y derivado.

Le debía unas palabras a mi abuelo Ragüe. Este mes cumpliría años. Un picapedrero. Como Keita y Mascherano. Nos enseñan que a veces vale más ganarse a la gente que un título. El fútbol pasa, los trofeos se llenan de polvo y son las personas las que perduran. Gente como los mediocampistas culés no tienen precio. Keita y Mascherano, dos hombres de alma picapedrera, una filosofía de vida. La belleza de lo simple.

lunes, 21 de marzo de 2011

Entrevista a Gaizka Mendieta

Gaizka Mendieta (Bilbao, 1974) es uno de los futbolistas españoles de referencia de la década de los 90, sobre todo, por su etapa en el Valencia CF (1992-2001) con el que llegó a ganar una Copa del Rey (1999) –marcando en la final el mejor gol de su carrera– y una Supercopa de España (1999), además de disputar dos finales de Champions League (2000 y 2001), siendo en ambas ediciones elegido mejor mediocampista de la competición.

Del club valenciano pasó al Lazio en un fichaje histórico de 48 millones de euros -el más alto por un futbolista español hasta el reciente fichaje de Fernando Torres por el Chelsea- después de rechazar una oferta del Real Madrid. En Il Calcio no tuvo mucha suerte, donde apenas jugó 13 partidos. De vuelta a España y tras jugar un año en el FC Barcelona a las órdenes de Van Gaal, emigró al fútbol inglés, al Middlesbrough FC, un club modesto con aspiraciones en el que permaneció de 2003 a 2008. En su primera temporada disputó 31 partidos y ganó la Curling Cup (2004), lo que le permitió al club disputar la UEFA al año siguiente, llegando a la final que perdería contra el Sevilla.

Con la selección nacional, Mendieta jugó alrededor de 40 partidos y disputó la Eurocopa de 2000 y el Mundial de 2002. Hoy, desde Inglaterra, donde vive actualmente, tiene la amabilidad de atender a Aprende del Deporte para charlar sobre el fútbol y la vida.

"Un entrenador se gana la autoridad con honestidad"

FRANCISCO ALCAIDE. Para empezar Gaizka, ¿qué cambios ha experimentado el fútbol en el juego en la última década y hacia dónde se dirige?
GAIZKA MENDIETA. Creo que el aspecto físico es cada vez más importante. Por supuesto la calidad técnica es imprescindible pero siempre acompañada de la condición física. En mi opinión, una buena planificación en la que se sepa administrar a los jugadores durante todo la temporada es vital. La combinación de ambas facetas es ideal; hoy día los futbolistas se han convertido en atletas.

F. A.: Has jugado en España, Inglaterra e Italia. ¿Qué diferencias existen hoy entre el fútbol inglés y el español, tanto dentro del terreno de juego como fuera del mismo?
G. M.: Creo que cada vez menos, aunque lógicamente hay aspectos culturales que afortunadamente no van a cambiar. El fútbol ingles ha sufrido cambios, en mi opinión para bien, sobre todo en cuanto a la preparación de los partidos, en la manera de entrenar, en la manera de jugar pero aun con todo han conseguido mantener la esencia de su fútbol, su forma de entenderlo que es algo que el fútbol ingles nunca debería perder y que lo hace tan atractivo. Los partidos son de tú a tú, abiertos hasta el último segundo en el que el ataque y la verticalidad priman por encima de todo. En España, los partidos se temporizan más o bien con la posesión del balón o sin él. Aun así para mi son estos dos países son los que mejor fútbol practican, tanto para el espectador como para el futbolista.

F. A.: ¿Y con Italia?
G. M.: En Italia el aspecto fisico-tactico es muy importante, donde a veces llega a tener demasiada presencia y hace que los partidos en ocasiones sean menos vistosos.

F. A.: ¿Cuáles son las principales lecciones te ha enseñado el fútbol?
G. M.: El fútbol te enseña muchas cosas, vives buenas y malas experiencias y de todas ellas se aprende. Y creo que el deporte en general. En el caso del fútbol te enseña principalmente a ser respetuoso, tolerante, a ser persona además de futbolista. Afortunadamente hoy en día el fútbol necesita de personas ademas de buenos futbolistas, ya que los jugadores son el ejemplo y el espejo en el que se miran muchos niños y creo que es una responsabilidad que los futbolistas hoy en día asumen.

F. A.: Una vez José Antonio Camacho decía: “Cuando un entrenador entra en un vestuario los jugadores dicen: éste manda o éste no pinta nada”. ¿Cómo se gana uno la autoridad en un vestuario?
G. M.: Con honestidad. Creo que si preguntas a los futbolistas todos quieren que se les diga la verdad, quieren un entrenador que te hable y que te sepa explicar qué es lo que tienes que hacer para jugar o para entrar en el equipo si no lo estás. Por supuesto, hay decisiones que no a todos gustan pero al final sabes que es por el bien del grupo, y por eso mismo todos deberían entenderlo. Ahí es donde el cuerpo técnico debe cumplir su papel para tener a todo el mundo motivado, cosa que no es fácil con una plantilla de un equipo de fútbol.

F. A.: Nuestra experiencia nos dice que uno de los grandes enemigos de los equipos son los egos, sobre todo allí donde se acumula mucho talento excepcional. ¿Cómo viven los jugadores considerados "normales" la presencia de otros considerados "estrellas" en un equipo?
G. M.: Cada uno debería de saber cuál es su rol en el equipo; hay jugadores que juegan siempre, otros que juegan casi siempre, otros que juegan en algunas ocasiones... pero aunque suene a tópico, es una verdad contrastada: todos los jugadores son igual de importantes, ya que la exigencia del fútbol hoy en dia requiere de la totalidad de la plantilla a lo largo de una temporada. Y de nuevo la figura del entrenador (cuerpo técnico) es muy importante para que todos los jugadores se sientan imprescindibles dentro del equipo.

F. A.: El fútbol es un ámbito exagerado donde todo se magnifica, victorias y derrotas, que ponen a prueba el equilibrio emocional de sus protagonistas: los futbolistas. ¿Cómo ve Gaizka el papel de los medios de comunicación deportivos?
G. M.: Tienen mucho poder. Tienen mucha influencia sobre los aficionados y sobre todo lo que rodea al mundo del deporte. Son capaces de manipular la información en función de sus propios intereses. También es verdad que hacen llegar a los aficionados mucha información que de otra manera sería imposible.

F.A.: ¿Qué es más difícil de gestionar, el éxito o el fracaso?
G. M.: Creo que ambos, si bien los extremos son siempre complicados. Personalmente opino que hay que tener un equilibrio; es lo mejor para la estabilidad emocional, para que la confianza del jugador sea constante y no tenga altibajos, así como tampoco su rendimiento. Dicho esto, probablemente el fracaso requiera de más atención, cuidado y dedicación.

F. A.: En el fútbol es importante el cuatros aspectos: físico, emocional, táctico y de gestión. ¿Qué importancia das a cada uno de ellos?
G. M.: Para asegurar un trabajo profesional bien hecho, que no el éxito (en eso entraríamos a valorar otros factores) los cuatro son necesarios. Por supuesto, con esos cuatro será más probable que se consigan éxitos, que sólo con alguno/s de ellos por separado.

F. A.: ¿Qué es lo más difícil en la gestión de un vestuario?
G. M.: Me parece que el entrenador ha de ser un buen psicólogo. Tiene 25-30 jugadores/personas y tiene que conseguir que todos ellos estén motivados y contentos con su situación, que todos entiendan y acepten la dirección en el grupo. Y para eso creo, como decía antes, que la sinceridad es muy importante.

F. A.: El FC Barcelona lleva unos años de éxito espectacular en los que parece que el agotamiento no asoma por ningún lugar. ¿Cómo se consigue mantener ese nivel de sana tensión sin caer en el acomodamiento que entendemos es algo natural?
G. M.: Eso se lo tendríamos que preguntar a Pep, porque sin duda alguna creo que es uno de los secretos del éxito del Barça. Cuando ves a un equipo que no baja nunca los brazos, ni siquiera cuando va ganando 3-0, podemos asegurar que hay un gran trabajo detrás de eso. Sin duda hay que estar muy encima de los jugadores y conocerlos bien, si es verdad que es algo que se entrena, que se perfecciona con los entrenamientos, con el dialogo.

F. A.: ¿En qué medida los jugadores profesionales son conscientes de la necesidad de desarrollar su “empleabilidad” para cuando termine su vida deportiva?
G. M.: Afortunadamente creo que eso ha cambiado o ha ido cambiando. Y ahí tiene mucho que ver la gente de la que se rodea un jugador y me parece que cada vez están mejor asesorados.

F. A.: Para acabar Gaizka. ¿Qué te gustaría ser de mayor? ¿Qué planes de futuro tienes?
G. M.: Pues de alguna manera me gustaría estar vinculado al fútbol, aunque de momento no sé todavía muy bien como. Así que seguiremos buscando y esperando.

Gaizka Mendieta, futbolista

1. ¿Mou o Pep?: Pep.
2. ¿Cristiano Ronaldo o Messi?: Messi.
3. ¿Quién ganará la Champions?: Espero que un equipo español.
4. ¿Y la Liga?: Barça.
5. ¿Y la Copa del Rey?: Barça.
6. Un futbolista histórico de referencia para ti: Me gustaba Gullit. Fuerza y calidad.
7. Un entrenador histórico de referencia para ti: En mi carrera, Hector Nuñez fue el primero que me dio continuidad en el Valencia.
8. Un estadio especial en tu carrera de futbolista: Mestalla.
9. Un partido especial en tu carrera de futbolista: La final de la copa del Rey de 1999.
10. Un canción para motivarse antes de un partido: Rock and Roll.

Gaizka Mendieta, persona

1. Defínete en dos palabras: leal y respetuoso.
2. Un consejo para los consejos: perseverancia.
3. Una virtud que aprecias: honestidad
4. Un defecto que no soportas: Mentir
5. Una película que recomendarías: High Fidelity, de Stephen Frears.
6. Un libro que recomendarías. On the road, de Jack Keruac.
7. El mayor aliado del hombre es: el hombre (el ser humano).
8. El mayor enemigo del hombre es: el hombre ( el ser humano).
9. Lo que más echas en falta en la sociedad: respeto, solidaridad.

Os dejamos el mejor gol de Gaizka Mendieta en su carrera, en la final de la Copa del Rey de 1999 contra el Atlético de Madrid.


* Merece la pena también ver el excelente reportaje de Fiebre Maldini sobre Mendieta  (01/06/09) donde habla de su trayectoria futbolista..

domingo, 13 de marzo de 2011

Los tanques de Messina

Pasada una semana de la dimisión de Ettore Messina, que ha abierto la mayor crisis institucional en la sección de baloncesto del Real Madrid (curiosamente cuando mejor le van las cosas: subcampeón de la Copa del Rey, segundo en Liga y clasificado para cuartos de final de la Euroliga con factor cancha a favor), llega el momento de unas pinceladas a modo de análisis/balance de lo sucedido.

De la dimisión de Messina, lo primero que pensé es que era una decisión honesta y así lo escribí en Twitter. También, que esperaba que fuese honesto al anunciar sus motivos en la rueda de prensa del dia siguiente. Por primera vez en año y medio no lo fue en una rueda de prensa. Echó balones fuera y culpó a la prensa. "Yo podría seguir aquí tranquilamente y esperar a que me echen. Si hago esto es porque quiero ayudar a unir y no a dividir", "El nivel de división había llegado, sobre todo fuera, a un nivel peligroso para el equipo. Es muy difícil para los que juegan ver que el entrenador está continuamente cuestionado". Fueron algunos de los motivos que ofreció. No fue sincero.

La noche antes de la rueda de prensa expuse en twitter los motivos de su dimisón:
· Ya twiteé en verano q en junio 2011 si no antes se iría
· La dimision de Messina me parece coherente y honrada y honesta
· Messina no tenia feeling con jugadores y viceversa ni con directiva y viceversa ni jugadores/directiva. No se sentia querido
· Messina no queria muchos jugadores ni creía en impacto súbito ni de CS ni Mirotic (la directiva tampoco, es verdad)
· Messina quiere proyecto de ya, así o entiende y me dijo año pasado, no un hibrido. Venden pelicula y él compra
· Messina es un genial entrenador de pizarra y mal gestor de grupo
· Messina su dimision es coherente pq siente q sobra y el si no se hace a su manera siente q sobra, el feeling con JCS deja de existir
· Messina tenia buena relacion con Maceiras
· Messina cuadraria en Vitoria con Querejeta, filosofias pareceidas: accion reaccion
· La marcha de Messina supondrá la total perdida de interes de FP en basket, sí todavía menos
· La marcha de Messina un palo a la imagen del RM
· Messina no ha sacado lo mejor de muchos jugadores: involución
· Messin no supo calibrAr nivel liga acb ni significado ni exposicion dl RM
· Messina no pudo controlar toda prensa.
· Messina pensó q el RM era otra cosa, la arcaica estructura y la fpdependencia...
· Messina vivio en un stres constante y se transmitió, ni un dia fue tranquilo

Tras la rueda de prensa:
· Me ha decepcionado Messina en su rueda de prensa, le ha faltado su honestidad brutal habitual

Luego llegarían sus honestas declaraciones en La Reppublica: cargó contra la prensa (sigo alucinando), comentó que tenía una "buena" relación con Florentino pero que no era "ágil" llegar hasta él "ni directo", y afirmó que un club como el Real Madrid debería contar con una estructura de gestión que se encargue también del "apoyo y la protección del entrenador", "se necesita esa figura que existe en todos los grandes clubes, como Ferdinando Minucci en el Siena (presidente), Querejeta en Vitoria (presidente); de otro modo el entrenador se vuelve loco.

Tras el desembarco de Messina en el Real Madrid y más tras el despido de Maceiras, tuve claro que el italiano no cumpliría su contrato. Está acostumbrado a trabajar de una forma que nada tiene que ver con el Madrid y por eso el debate de ¿quién llega ahora al banquillo? es absurdo, hay que centrarlo en ¿cómo reestructuramos esta sección para que funcione de una vez por todas?

Lo que no consigo entender de Messina, que sufrió el mismo mal de Boza Maljkovic pensando que las críticas eran personales, es que diese tanta importancia a las críticas de la prensa, que este año eran mucho menores. Como he dicho, no supo calibrar el nivel de la ACB ni la exposición mediática y deportiva que es el banquillo blanco. basa con un extracto de una entrevista que le hice el jueves 5 de noviembre de 2009: "He tenido la suerte de estar en grandes equipos como la Virtus o el CSKA, que es el equipo de toda Rusia porque representa a su país en la Euroliga y en apenas tres meses me he dado cuenta lo que pesa este escudo. Aquí te sientes examinado cada día y me pasó una anécdota que define perfectamente. Tras ganar al Unicaja en Málaga, al día siguiente me fui a Bolonia para ver a mi madre. En el Metro de Madrid, en los televisores, ví que ponían imágenes de la victoria con rótulos por debajo. El primero: Gran victoria del Madrid en Málaga, donde nunca había ganado. El siguiente: a ver si sigue así. ¡Increíble! Llamé a mi mujer. Si hubiese sucedido algo similar con el CSKA, hubiesen sacado los tanques al grito de "ánimo" o "hasta la victoria".

Otra cosa que le mató a Messina (que estuvo a punto de irse tras su primer año) fue la reconversión de un proyecto que se había planteado para ganar ya en uno para ganar en los próximos años. Más teniendo en cuenta lo que me dijo en octubre de 2009, recién aterrizado: "En el Madrid hay una presión por ganar ayer, no hoy. Hay una exigencia especial. ¡Claro que hay una exigencia de ganar ya, esto es el Real Madrid! En el baloncesto moderno actual no puedes hacer planes de futuro, los proyectos han de ser inmediatos, a uno o dos años vista, como mucho a tres temporadas. Pensar en más es imposible: hay cláusulas de salida NBA, el mercado se mueve mucho... Hay que luchar por tener una estructura que dure y construir alrededor sabiendo que la situación puede cambiar de un día para otro.

Dicho esto, Messina se ha arrepentido de su adiós súbito e inesperado tanto en lo personal como en lo deportivo. Sí se quedó tras el 'fracaso' del primer año fue por intentar reconducir el proyecto. Pero claro, él tenía en mente una cosa y se encontró con otra y la relación con la directiva se terminó de deteriorar. No se sentía respaldado, ni querido y como no es un pelele ni sirve para figurar, dimitió. Esa dimisión sí fue honesta. No los motivos que expuso en público.

El problema del Real Madrid no es Messina o los jugadores. Es muy simplista eso. Es la falta de estructura, la falta de fe y confianza en la sección, la permanente sensación de que está de prestado y de que en cualquier momento llegará un presidente para cargarse la sección más laureada de la historia del baloncesto Europeo. Falta un proyecto. Falta una idea. Una concepción. Un estilo. Identificación. Una organización menos ministerial. Así, llegará un entrenador u otro y el mal endémico seguirá. Y en el camino se van perdiendo jugadores, valores y entrenadores válidos, como Messina.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails