lunes, 15 de febrero de 2010

Iñaki Ochoa de Olza: La Esperanza de la Amistad


Hace unos días tuve la suerte de ver en un programa de televisión sobre deportes Informe Robinson un documento muy especial que quisiera compartir, sobre todo para que aquellos que no lo han visto, lo hagan, merece la pena. Este documento gráfico nos permite comprender mejor la importancia del comportamiento humano.

Somos capaces de abordar los mayores retos, de tener una generosidad sin límite, o mejor dicho por encima del límite de lo razonable, arriesgar seriamente nuestra vida por otros y al mismo tiempo como vemos tantas veces en el día a día de cualquier empresa, institución, partido político, club deportivo, país, etc., pues bien, desgraciadamente, somos capaces también de tener comportamientos deleznables, impropios de un ser capaz de pensar y de comprende el mal que se está haciendo.

En este programa, veremos la primera parte de este enunciado. Un grupo de 18 alpinistas de élite y otras muchas personas luchando por salvar a un amigo, arriesgándolo todo, arriesgando la vida. Iñaki Ochoa de Olza debió ser una de esas personas que a todos nos gustaría tener entre sus amigos, así lo demuestran todos los comentarios que sobre él se mencionan en el documento del Informe Robinson.

Os dejo los enlaces del programa por si queréis disfrutar de ello:

Primera parte (7 min): Informe Robinson - Rescate de Iñaki Ochoa de Olza 1/3
Segunda parte (8 min): Informe Robinson - Rescate de Iñaki Ochoa de Olza 2/3Tercera Parte (7 min): Informe Robinson - Rescate de Iñaki Ochoa de Olza 3/3

Qué difícil es comprender cómo personas ponen en riesgo su vida compitiendo contra ellos mismos, y contra los elementos, luchando previamente para conseguir fondos con los que poder abordar sus proyectos, superando en el desarrollo de los mismos todo tipo de pruebas físicas en las que se pone al límite la capacidad humana…

¿Qué mueve a estas personas? Una fuerza interna poderosísima. La capacidad de lucha, la capacidad de esfuerzo, la superación por encima del límite, la capacidad de sufrimiento, el carácter inquebrantable, el espíritu de equipo, la generosidad…Todos estos valores, y un espíritu aventurero y competitivo sin límites son la motivación que impulsan a estas personas a lograr cosas “imposibles” o por lo menos que la mayoría de las personas consideramos imposibles.

Iñaki fue excepcional, sin duda y por ello la operación de rescate que se desarrolló intentando salvar su vida fue también excepcional. Lamentablemente el cuerpo de Iñaki no pudo aguantar y no se logró llegar a tiempo… Heroicidad, generosidad, valentía, fe, confianza, emoción, amistad, paz de conciencia, se descubre en los comentarios de todas las entrevistas que se hacen en el documento.

Es posible que en el mundo que hemos creado existan personas como éstas, comportamientos como éstos, proyectos como éstos, cargados de valor y de enseñanza.

Para mí esta experiencia que nos trae el deporte, me deja con un sabor triste pero una enseñanza maravillosa: podemos cambiar, podemos ser diferentes.

Me sumo al poema del que hablaba Eduardo hace unos días y que era para Nelson Mandela fuente de esperanza:
“…Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma.”

4 comentarios:

FAH dijo...

Gracias José Ignacio x los videos. Yo no lo vi en su día. El deporte en general tiene muchas enseñanzas, pero el alpinismo tiene la grandeza de que es allí arriba, en la soledad, en medio de la nada. De la película "Viven" también se pueden extraer muchas enseñanzas...

El poema es de William Ernest Henley (1849-1903). Lleva por título "Invictus" (escrito en 1875). Y dice así: "Más allá de la noche que me cubre negra como el abismo insondable, doy gracias a los dioses que pudieran existir por mi alma invicta. - En las azarosas garras de las circunstancias nunca me he lamentado ni he pestañeado. Sometido a los golpes del destino mi cabeza está ensangrentada, pero erguida. Más allá de este lugar de cólera y lágrimas donde yace el Horror de la Sombra, la amenaza de los años me encuentra, y me encontrará, sin miedo. No importa cuán estrecho sea el portal, cuán cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino: soy el capitán de mi alma".

Eugenio de Andrés dijo...

Parece que la clave, como apuntas, para que puedan lugar este tipo de actuaciones espectaculares es la generosidad. Es el pensar en el otro en lugar de en uno mismo, el tener visión de equipo, el eliminar los egos, ...

Justo lo que necesitaríamos de nuestra mediocre clase política en un momento de país complicado, pero que parece que es demasiado pedir que dejen de pensar en ellos y en sus intereses electoreles, y comiencen a pensar en nosotros, en el equipo, al menos por esta vez.

Txema11 dijo...

yo vi el programa y se me puso los pelos de punta ver como el amigo rumano se quedo a cuidar y cuando fueron a rescatarlo le dijeron que bajara hacia abajo del anapurna que el corría el riesgo también de morir y no quería, Y como otros por otro lado ascendían por donde nadie sube porque era el sitio más corto para llegar arriesgando también la vida para por desgracia no poder salvar la vida del compañero,Desde luego lo maravilloso que puede llegar ha ser el ser humano , yo creo que en esas alturas dicen que el cuerpo y el cerebro se quedan sin oxigeno pero para mi eso hace que el hombre sea más humano y sepa que allí solo tienes a tus amigos en los que confiar

Land Decover dijo...

IMPRESIONANTE.
Viendo el video me avergüenzo de nuestro egoísmo, y me alegro porque si hay personas así en situaciones extremas, todos podemos imitarles.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails