martes, 24 de mayo de 2011

¡Todos los partidos valen 3 puntos!



Todos los años vivimos la misma situación. En las últimas 8 jornadas un grupo amplio, por término general, de equipos de fútbol luchan por evitar el descenso a la categoría de plata.



En esos últimos partidos contemplamos enfrentamientos realmente sorprendentes, de aquellos que, durante la mayor parte de la liga regular, han protagonizado partidos totalmente desprovistos de ganas, de lucha, de entrega y han dejado escapar puntos valiosísimos, y en muchos casos determinantes, para no llegar a los últimos partidos, en situación de riesgo.


La entrega, la pasión, la fuerza que vemos en esos partidos, sin duda habría sido fundamental para evitar los dramas de los últimos momentos. Y es que todos saben que, entre jugar en primera o segunda división, puede estar la supervivencia del puesto de trabajo para los profesionales, e incluso de la viabilidad económica para los Clubs.


Siendo así ¿Por qué dejan todo para el final? ¿Es esto una característica del fútbol?


Sin duda la respuesta es NO, en muchos ámbitos de la vida, tanto en términos empresariales, como personales, nos dejamos llevar por el día a día y cuando tomamos conciencia de que se aproxima, la entrega de los objetivos, los exámenes, la necesidad de hacer las reservas para irnos de vacaciones,… en muchos casos ya es demasiado tarde.


¿Qué hacer para que jugadores, entrenadores, directivos e incluso aficionados, tomen conciencia de la necesidad de tomar decisiones enérgicas, firmes, ante actitudes inmaduras, de algunos jugadores y entrenadores que se motivan tan sólo cuando juegan con grandes equipos? Realmente su liga es otra. En esa liga, es donde deben dar todo lo que tienen dentro, y donde se debe demostrar todo el saber hacer de los entrenadores y directivos.


No es verdad cuando se dice que la liga se gana o se pierde los ocho últimos partidos, es cierto pero no es verdad, la liga se pierde o se gana en la primera vuelta y en la regularidad, en la entrega y en el esfuerzo.


Un partido lo pierde cualquiera, sin duda eso es una realidad, pero cada partido se debe vivir como una final, se debe preparar como una final, no se puede permitir, la falta de rendimiento, la falta de entrega, la falta de concentración, hay que tomar medidas inmediatamente. Eso es lo que marca la diferencia.


La lucha que se produce en los últimos partidos ¿no se puede producir en los primeros? ¿Y en todos? Realmente es un fraude, los 38 partidos de la liga valen lo mismo, y ninguno se puede dar por ganado o por perdido. Y ese esfuerzo que se es capaz de dar en los últimos partidos, esa pasión con la que se viven las últimas jornadas, nos demuestran que los equipos podían haber hecho mucho más y probablemente algunos se habrían salvado, si hubieran empezado antes a tomar conciencia de la gravedad y seriedad que merecen todos los partidos.


No es serio señores, miles de aficionados, cientos de miles, sufren todos los años, sin saber qué hacer ante actitudes carentes de profesionalidad de muchos jugadores, entrenadores y directivos que desde luego no se merecen el afecto y admiración que los aficionados les tienen.



Y es que sin duda ¡Todos los partidos valen 3 puntos!

4 comentarios:

FAH dijo...

José Ignacio, buen post el que haces. Decía Djokovic una vez sobre Nadal que era el único jugador capaz de mantener la concentración desde el minuto 1 hasta el final... Eso no es frecuente... Me temo que aunque ese espíritu de lucha que apuntas debería estar siempre, desde el partido 1, hablamos de seres humanos... y ya sabemos como somos... Me decía una vez J.A. Marina que el ser humano es básicamente la búsqueda de 2 objetivos que son contradictorios: la necesidad de "reto" y la necesidad de "comodidad"... El fútbol muestra lo que ocurre en la vida misma y en muchas empresas. Abrazo.

Jon Gonzalo dijo...

Una gran reflexión. La liga es el campeonato en el que ningún equipo se puede esconder, 38 partidos retratan las fortalezas y debilidades de cada equipo. Es sin duda el torneo más justo, y en el nadie puede dudar que gana el mejor. O siguiendo tu argumento el qu ha sabido mantener una buena tensión competitiva y una alta motivación durante 9 meses.

José Ignacio Rivero dijo...

Querido Francisco, tus comentarios siempre aporta valor. Es una realidad esa contradicción que comentas. Mi mayor preocupación es la diferencia de respuesta que se tiene en función de la distancia al reto. Si el reto cae muy lejos en el tiempo no me movilizo. Probablemente con este espíritu se trabaja mucho más y se obtienen peores resultados. Muchas gracias por tu comentario.

José Ignacio Rivero dijo...

Muchas gracias Jon por tu comentario, ciertamente es difícil que en la Liga no gane el mejor. Alguna vez "el mejor" no es el que mejor juega pero en la mayoría de los casos es como tú muy bien dices el que ha sido capaz de ser más regular a lo largo de toda una temporada.
¿Pero quiénes descienden? ¿los peores? No lo creo, pero sí que los que han sido mal gestionados en todos los aspectos tienen bastantes más probabilidades de descender.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails