martes, 18 de noviembre de 2008

La Falta de Rigor





Este fin de semana leía en un periódico de los llamados económicos un artículo firmado por Santiago Alvarez de Mon que no dejó de sorprenderme.

Afortunadamente la libertad de opinión en nuestro país permite que todo el mundo tenga derecho a expresar sus ideas pero desgraciadamente, no siempre se hace con el rigor conveniente. Esto es el caso del artículo que comento.

Es evidente que se ha querido, como él mismo comenta en el artículo “aprovechar el tirón mediático del Real Madrid” para dar “consejos” aplicables a la vida empresarial, interesante tarea, sin duda, pero a la hora de dar consejos hay que predicar con el ejemplo, y mal ejemplo da aquel que fundamenta sus comentarios en simples opiniones en la mayoría de los casos sin la documentación y ni siquiera la reflexión suficiente para poder no errar en demasía.

El rigor a la hora de enseñar, es sin duda uno de los elementos que más credibilidad puede generar en los alumnos.

Estoy seguro que si hubiese algo de análisis el “corazón madridista” del Señor Álvarez de Mon sufriría mucho menos.

Como madridista quisiera que nuestro equipo ganase siempre, pero parece un deseo difícil de obtener, perder no es una crisis, en los dos últimos años el Real Madrid ha hecho una profunda transformación de la plantilla del primer equipo en fútbol y baloncesto y de forma inmediata se han conseguido títulos muy importantes en ambas disciplinas, y al mismo tiempo resultados económicos muy destacados y sólidos, poniéndose las bases de un modelo que debe permitir, fuera de coyunturas más o menos satisfactorias, que pueda mantenerse en la élite del fútbol mundial por mucho tiempo.

No es lo mismo hacer un comentario a los amigos sobre los resultados de un partido u opinar sobre la evolución al inicio de una temporada de un equipo, que hablar sobre en un periódico alegremente sobre “la crisis de un Club” o sobre “el muestrario de errores acumulados de una riqueza incalculable”.

Hay muchas cosas que el mundo de la empresa puede sacar del mundo del deporte y viceversa, pero el mundo en general está necesitado de reforzar valores que cada vez se están perdiendo más y más, como es el rigor, del que carece sin duda su opinión. Esa carencia de valores encierra muchas de las causas que nos han llevado a la difícil situación que a nivel mundial estamos viviendo en la actualidad.

5 comentarios:

Ricardo Colomo dijo...

Me gustaría rebajar algo el tono con mi contribución, y hablar, en este caso, de la gestión de las expectativas. Independientemente de la crisis, real o no, es posible que lo que ahora nos ocupa en el caso del Real Madrid es una cuestión de “Gestión de las Expectativas”. Atendiendo a un comentario reciente del expresidente del Gobieno Felipe González sobre la victoria de Obama en las elecciones norteamericanas , la gestión de las expectativas es el reto más importante para un gobernante. En este caso, las expectativas del aficionado a corto plazo parece que no se encuentran satisfechas, sin embargo, los dos objetivos más deseados por el madridismo, que son la Liga y la Champions, siguen siendo metas alcanzables. Desde un punto de vista empresarial, las preguntas ante las expectativas y su implicación en los diversos niveles organizacionales son múltiples. Así, ¿deben los gestores sucumbir ante el tremendismo de la satisfacción inmediata?, ¿cómo se pueden gestionar los reveses parciales?, ¿de qué manera se gestionan las expectativas en un entorno crecientemente global?, ¿cómo se debe comunicar la fe en la estrategia?. Quizá sean preguntas más constructivas para el análisis de la situación actual de muchos equipos humanos en todo el globo.

Eugenio de Andrés dijo...

Estoy de acuerdo con Ricardo, la gestión de expactivas es un tema clave en las organizaciones de hoy. Pero el maldito cortoplacismo pasa por encima, como cruel rodillo, de las personas, de los proyectos y en muchos casos incluso de los clientes.
En ls necesario tener un proyecto de futuro, y mano firme que permita llevar el rumbo más allá de algunos partidos perdidos o de algunas críticas de los analistas financieros.
Las expectativas de los profesionales que trabajan en elas organizacviones está la llave de su compromiso y de su entrega, para poder conseguirla es nefcesario dedicar tiempo y recursos para concerlos y a partir de ahí poder diseñar un buen plan para integrarlas en la estrategia de la compañía.

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis dijo...

Paso a paso que nos liamos...

1 - La cantera, vivero natural, casero y barato de talento, ofrece unos resultados paupérrimos.
...sin palabras

MEjor cantera de Europa

2 - Una política de fichajes errática, cara, oscurantista e indiscreta
...¿errática? podrá ser errónea pero Van der Vaart es lo que tenemos este año y los anteriores ganaron dos ligas.

3 - falta de talento. Abundan los jugadores discretos.
...efectivamente se acabaron los galacticos que ganaron muchos menos titulos (no dinero) de lo esperado.

4 - Una asignación de tareas confusa y desorganizada, con múltiples interferencias, escasa delegación y difusa responsabilidad.
...pues este señor dice lo contrario.


Entrevista José ÁNgel Sánchez

5 - ¿Puede suceder que un buen técnico deje de serlo para transformarse en un directivo más?
...¿no hay ninguno en su empresa?.

6 - ¿Existe alegría, buen rollo, humor sano y compañerismo?
...son los mismos que hicieron esto el año pasado (menos Robiño curiosamente):

Juntos Podemos

7 - ¿Qué papel juegan los veteranos en su empresa?
...me pregunto que papel juegan en la suya? ¿serán "capitanes"?

8 - ¿Es el primer ejecutivo un portador de ideas, sentimientos y valores por los que merece la pena luchar?
...El problema es que no podemos creernos todo lo que nos dicen


Rectificación COPE


Documentación

Yo también apoyo la opción del rigor que nos cuenta José Ignacio, pero abogaría por la sinceridad. Amigo Santiago, ¿tiene el corazón Blanco de verdad?

FAH dijo...

1. Respecto a lo que comenta Ricardo de la "gestión de expectativas" y Eugenio del "cortoplacismo". En cierta ocasión le pregunté a Emilio Butragueño qué era lo más difícil a la hora de gestionar un club.

Esto me contestó: "Lo más difícil de gestionar es la derrota. El componente emocional es muy grande y con la derrota a la gente le entran muchas dudas. En los clubes de fútbol hay que hacer un esfuerzo grande para recordar qué entrenador ha durado más de tres años en su puesto. Esto es síntoma de que no existe mucha estabilidad. Probablemente el cargo más importante de un club es el de entrenador del primer equipo. Todo el club trabaja para que el primer equipo gane títulos y gran parte del presupuesto recae en ese vestuario donde hay una persona responsable de su gestión que necesita una estabilidad alrededor para trabajar y a la que, sin embargo, se la cambia con mucha frecuencia. Esto es indicativo de que existe una gran presión alrededor que fuerza a tomar estas decisiones. La organización debe estar por encima de vientos y tempestades y no dejarse arrastrar por el cortoplacismo. Los clubes de fútbol ingleses son un ejemplo en este sentido. Arsène Wenger lleve diez años en el Arsenal y Alex Ferguson dieciocho en el Manchester. Esto ayuda mucho a que todo el mundo se alinee con la estrategia del cluh".

Luego le volví a preguntar: Pero los medios de comunicación también amplifican y hacen más complicada la gestión de la derrota, que en el caso del Real Madrid adquiere dimensiones extraordinarias.

Y me contestó: "Sí. Una organización deportiva, y en especial un club de fútbol, sale todos los días en los medios de comunicación, y si no estás acostumbrado es muy difícil gestionar la presión que viene del exterior. Hay que llevar muchos años en la industria para ir asimilándolo. Es un sector muy especial en el que cuando llegan los momentos amargos hay que saber mantener la serenidad y aportar tranquilidad. En ello la cúpula directiva desempeña un papel clave. Según cómo reaccione el general así van a reaccionar los soldados. Si el máximo responsable está inquieto, el resto de la tropa se mostrará igual; si reacciona con serenidad y normalidad, el equipo seguirá la misma línea. Habitualmente, cuando los resultados son malos, se pierde la tranquilidad y eso afecta a toda la organización. ¿Hace dos semanas qué pensábamos? Si dos semanas atrás apostábamos por un modelo, ahora también hay que continuar en la misma línea. Es muy importante tener visión a largo plazo. Si la cúpula presenta fisuras, tiene dudas y no se mantiene firme, entonces la inestabilidad está servida y habrá personas que intenten aprovecharse de la situación".

También le pregunté cuál fue el momento más delicado durante su estancia en el Real Madrid.

Y me contestó: "Los momentos más complicados los viví durante los últimos meses en el club. Después de dimitir Florentino Pérez tuvimos en cuatro meses tres presidentes. Fue una época tensa. En esos momentos es cuando más necesario se hace que la gente esté unida porque no se puede esperar que de fuera nadie solucione los propios problemas. A menudo responsabilizamos de lo que nos sucede a gente que está cerca nuestra y no somos capaces de mirar hacia dentro. Quienes ponen la excusa en factores externos (lluvia, árbitro,...) esconden alguna carencia. En aquella época en la que el juego del equipo no era bueno y los resultados no acompañaban, y donde los medios de comunicación hacían una crítica dura, era muy importante cerrar filas y no dejarse llevar por las corrientes de opinión. Está bien escuchar a la gente pero no obsesionarse con las opiniones ajenas. Para ello hay que ser fuerte mentalmente. El aspecto mental es clave y afecta tanto positivamente (potenciando lo mejor de las personas) como negativamente (mermando nuestras capacidades). En épocas de crisis es importante hacer una reflexión profunda, rigurosa y exigente y, sobre todo, que el equipo esté unido. Aquellos días también aprendí lo siguiente: a la gente le cuesta reconocer que se ha equivocado y escuchar de otros qué no se ha hecho bien. La humildad es muy importante en cualquier aspecto de la vida".

Creo que todas estas palabras son un buen recordatorio para los moemntos actuales.

Un abrazo a todos, fantástico debate.

Francisco Alcaide.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails