viernes, 11 de junio de 2010

Más reflexiones sobre Mou: ¿Y los valores?


Hace unos días publicaba mi buen amigo Paco Alcaide un interesante post donde planteaba algunas cuestiones y reflexiones sobre la idoneidad de fichar a Mourinho. Tras leerlo, pensé en hacer un comentario con mi visión, pero me salió un poco largo, así que he preferido hacer un post encadenado con el suyo, para continuar la reflexión.


A lo que Paco ha expuesto, de forma brillante como siempre, y Eduardo ha complementado de igual forma, yo querría añadir tres dudas más que me surgen al ver este nuevo fichaje galáctico de mi club del alma:


- Mourinho gana títulos, es innegable, pero yo me pregunto, ¿Un entrenador sólo se le debe medir por sus resultados? ¿Y sus comportamientos? ¿Da igual lo que se haga mientras se consiga ganar? ¿El fin justifica los medios? ¿Se puede insultar, criticar, enfrentarse a los árbitros, al público…? ¿Todo vale mientras se consigan los resultados? Dónde está el límite?

- Por otro lado, desde el punto de vista de imagen, el Real Madrid es un club que desata pasiones, muchas positivas y otras muchas negativas, sirva como ejemplo el recibimiento cada vez más hostil, que nos hacen en algunos campos españoles. Principalmente las críticas fundadas o no, siempre son por su prepotencia, su chulería, sus comportamientos altivos ... Y yo me vuelvo a preguntar ¿La imagen de Mourinho es la que mejor el viene al Real Madrid? ¿Es la que encaja con el posicionamiento y con la estrategia que su Director General lleva años tratando de construir? ¿Desde una óptica no deportiva es Mou el entrenador que este club debe tener?

- En el himno del club blanco se canta con orgullo:
¡Hala Madrid!, ¡Hala Madrid!
Noble y bélico adalid,
caballero del honor.
¡Hala Madrid!, ¡Hala Madrid!
A triunfar en buena lid,
defendiendo tu color

¡Hala Madrid!, Hala Madrid!, Hala Madrid!
Enemigo en la contienda,
cuando pierde da la mano
sin envidias ni rencores,
como bueno y fiel hermano.

¿Vosotros creéis que los valores de Mou encajan con esto? ¿Su comportamiento fuera y dentro del terreno de juego ensalzan estas ideas o las pisotean sin miramientos? ¿No deberían coincidir los valores de los profesionales con los del club para el que juegan o trabajan?


No sé algunos pensareis que son ideas poco importantes, que lo que manda son los títulos, que Mourinho sabe cómo hacer a sus equipos campeones, que tiene las claves para ganar la Champions… No sé, quizás a lo mejor tenéis razón y todo esto son nostalgia de otra época donde el deporte era el campo de los caballeros.

5 comentarios:

FAH dijo...

Lolo, gracias x citarme. Tu reflexión me ha llevado a otra reflexión. Hace unos días en un periódico, le preguntaban a Sandro Rosell, candidato a la presidencia del Barça, si a Laporta se le podía criticar algo después de todo lo que ha conseguido. Y decía: "El Barça no sólo son los goles, las victorias y los títulos. Es una parte importantísima, pero no es todo. Yo, de la parte deportiva del club, estoy feliz, pero de la económica y social, no".

Lo hemos dicho muchas veces, el liderazgo es la suma de 2 cosas: liderazgo "técnico" (hacer correctamente las cosas) y liderazgo "ético" (hacer las cosas correctas). Es decir:

Liderazgo = Resultados + Valores.

Sin resultados pecamos de "romanticos"; sin valores la sostenibilidad no es posible.

Abrazo.

PD: Dejo la entrevista con Rosell / http://www.lavanguardia.es/lv24h/20100516/53928025694.html

Eugenio de Andrés dijo...

Lolo eres un crack. Comulgo con tu reflexión completamente. Los valores, los valores, LOS VALORES, ¡LOS VALORES! son lo más importante. Sin ellos no podemos cambiar este mundo ¡Y lo necesitamos tanto!

Ricardo Colomo-Palacios dijo...

Sólo una reflexión que me lleva rondando la cabeza desde hace un año: ¿Se aplica esto mismo para los jugadores? Está aquí el caso de Pepe... que no ha sido un ejemplo de señorío, ni de valores...

Eugenio de Andrés dijo...

Yo diría que en una organización, si están bien definidos los valores, y estos sirven a la estrategia, se deberían utilizar como filtro para la incorporación de cualquier profesional.

Un empresario norteamericano de una exitosa cadena de restaurantes decía que contrataba gente que supiera sonreír, porque a ser camarero ya les enseñaba él.

Yo coincido con él, y con tu reflexión. Desde mi punto de vista en un equipo no deberían entrar profesionales, ni jugadores, ni entrenadores ¡ni directivos! que no tuvieran los valores del club.

Carlos R. dijo...

Coincido con Eugenio, yo creo que en un equipo entrenado por Mourinho caben jugadores como Cantoná, pero en un equipo liderado por Guardiola no lo creo.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails