jueves, 17 de junio de 2010

Toca aprender de la selección de baloncesto


La inesperada derrota de España en el Mundial de Sudáfrica ante Suiza ha provocado un bajonazo en la euforía colectiva. Se ha pasado de ser la grandísima favorita que iba a salvar con su 'jogo bonito' el catastrófico inicio del Mundial, a ser todo un mar de dudas y a reabrir debates: el de la portería con Casillas, si hay que jugar más por las bandas con Navas, si ha de entrar Cesc por Busquets y retrasar a Xabi Alonso, si tenía que jugar Iniesta, el estado de Torres...

Lo que antes eran loas y alabanzas ahora son críticas. Nada nuevo bajo el sol. Es el deporte nacional.

Me recuerda a lo sucedido con la selección de baloncesto en el pasado Europeo de Polonia. La ÑBA perdió en el choque inaugural con Serbia y se abrió la veda de las cuchilladas y las críticas. Ya entonces escribí que era algo totalmente injusto y que los agoreros, que unos días antes veían todo perfecto, se acabarían subiendo al carro. Así sucedió.

Tras aquella derrota ante Serbia, y el triunfo con apuros ante Gran Bretaña, el grupo se hizo fuerte, se unió aun más ante la adversidad y salió fortalecido. Así, hasta acabar arrollando hasta el oro. Hace tiempo escribí sobre la basketbolización del fútbol y cómo ésta selección aprendió de la baloncesto a la hora de formar un grupo humano. Ahí, fuera de la cancha es donde los intangibles son fundamentales aunque la mayoría de los aficionados no saben valorar esto. Sólo se fijan en las estadísticas. Tremendo error. Como dijo Boza Maljkovic: "Las estadísticas son como el bikini. te dejan ver, pero no lo más importante".

Ahora, la selección de fútbol puede seguir inspirándose en la de baloncesto. Eso sí, me hace gracia que con la de baloncesto se afilara el cuchillo a la primera y con la de fútbol se pida paciencia y que esto es un traspiés. Serbia, a la postre fue subcampeona del mundo. Suiza, pese a ser un país encantador donde tengo familia, no creo que llegue a tanto.

Lo dicho, toca aprender una vez más de la selección de baloncesto y los valores que tiene y que están expuestos en el libro Basuketoboru, la selección española de baloncesto desvela sus secretos para triunfar.

3 comentarios:

sandalias timberland dijo...

Llevas toda la razón, pero eso pasa por vender la piel del oso antes de cazarlo

Eugenio de Andrés dijo...

Yo creo que la victoria nos viene bien, nos pone los pies en el suelo, porque como dice "sadalias timberland" creer que somos campeones puede ser muy nocivo.

Espero que como tu dices la Roja siga el ejemplo de la Selección de Baloncesto, y como ha dicho Cruiff está derrota nos ayude a encarrilar el campeonato.

eduardo schell dijo...

1. Está claro, como también escribí tras la derrota de la de basket en el cohqoeu inaugural, que mejor perder el primero que el último o el del cruce de cuartos o semis. Ahora hay margen para maniobrar, mejorar y hacer balance de daños.

2. Es el momento de que los veteranos, los del 'culo pelao' que diría Luis, den un paso al frente y ayuden a orientar al grupo. Por esto precisamente siempre me parece clave que las revoluciones en los equipos siempre sean 'parciales' y no totales. La veteranía es un valor importante dentro de un equipo.

3. Con la selección de basket, me hizo gracia que las crícticas llegaran a la mínima y no se diese un voto de confianza a una selección, cuyo nucleo duro, no ha parado de ganar medallas desde que fuesen unos crios con los Juniors de Oro.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails