lunes, 1 de marzo de 2010

El novato que planta cara al jefe Michael Jordan

En en el deporte, como en la vida, como en la empresa, vemos constantes ejemplos de jefes que se rodean trabajadores de fácil halago y cuya única misión es asentir al jefe en todo a sabiendas de que está o puede estar equivocado. En el reciente post con la excusa de Invictus lo debatíamos. Siempre he creído que un buen jefe ha de rodearse de gente dispar con espíritu crítico y que busque lo mejor, el bien común y no el suyo propio con una escalada de ascensos fáciles. Hay un tipo de jefes que no quiere gente brillante en su entorno. Así, le resultará más fácil brillar. Otros, los más inteligentes prefieren rodearse de gente crítica, con distintas miras y distintos perfiles. Hay dos caminos: el de regalar los oídos o el del alzar la voz buscando el debate o la reflexión. Seguramente el segundo no te lleve tan alto como el primero, y en numerosas ocasiones te puede ocasionar múltiples problemas, quebraderos de cabeza y la etiqueta de inconformista, rebelde o incómodo. Cada uno es libre de elegir.

Gerald Henderson ha apostado por el segundo. Al base novato de los Charlotte Bobcats poco o nada le ha importado que su jefe sea el mismísimo Michael Jordan. Para estrenar su compra de la totalidad de la franquicia, Jordan fue a ver a sus jugadores al entrenamiento y retó a Gerald Henderson a un concurso de tiro, el clásico 'BURRO' o 'POTRO' que en EE.UU. es el HORSE: haces una jugada o tiro y tu rival ha de igualarlo, de lo contrario va sumando letras y si completa HORSE, pierde.

Henderson le ganó el primer partido (video) a Jordan, que empezó ganando el segundo anotando un tiro libre con los ojos cerrados. Aun con pantalones vaqueros tomó la delantera con un triple y picó al novato: "¿Qué te pensabas, que sólo había machacado en mi carrera?". Henderson, producto universitario de Duke, la archienemiga de de la North Carolina de MJ, no se cortó:"Acabarás fallando en algún momento". Jordan siguió: "Eso pensaban en Cleveland" (en referencia a su tiro en el último seguido para ganar los playoffs de 1989). Pero Air empezó a fallar y Henderson ganó también el segundo. No hubo tercero. "Creo que se iba a jugar al golf ahora, pero es genial tenerle por aquí", comentó Henderson.

La anécdota sirve para iustrar el planteamiento inicial y que tipo de persona prefieres/puedes ser ante tu jefe. A muchos de los jugadores les habría temblado la mano sólo de haber hablado con Jordan (normal, a mí se me cayó la grabadora al suelo al entrevistarle), otros habrían dejado ganar al jefe y otros, como Henderson, habrían intentado ganarle. Seguro que Jordan preferiría algo de competitividad, como así ha sucedido con el novato. Ahora toca debate sobre la actitud del rookie con su jefe: ¿Personalidad, temerario, inconsciente?

Recuerdo que cuando entrevisté con Eugenio a los campeones del mundo y al seleccionador para 'Basuketoboru, la Selección Española de Baloncesto desvela sus claves para triunfar', tocamos el tema de si es bueno rebatir al jefe. Todos los jugadores aseguraron que sí dentro del respeto y la cordialidad. Es bueno el diálogo y la comunicación, e incluso comentaban la anécdota de cómo variaron la táctica en defensa de un partido a petición del grupo. Pepu, entonces seleccionador, también argumentaba que prefería jugadores que se rebelasen en cierto modo y que alzasen la voz.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Al golf, eso, al golf.

FAH dijo...

Buen post, Eduardo. Hace algún tiempo escribí en mi blog un post titulado: "Cuidado: aduladores a la vista"... Hay un estudio que refleja que a medida q 1 directivo asciende en la pirámide, la imagen que tiene de sí mismo y la q tienen sus colaboradores tiende a ser divergente. Con la altura se pierde sentido de la realidad. ¿La clave para q la gente te diga lo q piensa? Confianza sin reprimendas. abrazo.

Marketing Deportivo dijo...

Hola a todos,

después de mucho tiempo sin dejar comentarios (que no de leer el blog), vuelvo a pasarme por aquí para saludaros, felicitaros por el buen tranajo que estáis haciendo y de paso deciros que Jordan se tira unas cuantas piedras en el "Horse" que se juega con Henderson.

eduardo schell dijo...

totalmente de acuerdo con FAH, la clave es "Confianza sin reprimendas", el problema es el miedo a decir las cosas y que se está muy a gusto calentito en la poltrona de la comodidad y tragando siempre.
y sí, MJ se tirá unas piedras, pero se le perdona...

Bladimir Diaz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bladimir Diaz dijo...

Por convicción, no está dentro dentro mis gustos, las personas aduladoras, no soporto mucho más allá de un apretón de manos o excepcionalmente un aplauso, cada quien como quiera ser, mi pensar es que cualquiera que guste tener a su lado aduladores, mas temprano que tarde algo sale, por necesidad necesitamos de personas respetuosas trabajando a nuestro lado, si conoce ese palabra, lo demás marchará al menos por senderos de legalidad y ética, Brillante exposición, ojalá quieran ver ojos de los que tienen poder. El alagador, su acto principal es ese, y así permanecerán toda su vida, pero hay casos, que en su profesión de trapo de limpiar manos, por serviles y sin criterio, la bestia que llevan dentro, por momentos pierde el sentido de orientación, la legalidad, el respeto y la ética, y se convierte en peligrosa, y quizás como se portaba tan mansa a los ojos del jefe perjudicado, quizás abusó de confiar tanto en ese adulador.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails