martes, 9 de marzo de 2010

Me gusta "La Roja"


Estoy seguro que en estos momentos en nuestro país, es fácil compartir este pensamiento, pero creo que en general también en todo el mundo por todos aquellos que amamos el fútbol.
Una vez más, el miércoles pasado volví a tener esa sensación de “sentirme bien”, viendo jugar al fútbol. Sé que hubo fases en el partido contra Francia en las que pensé que podríamos estar apartándonos de esa forma de hacer fútbol total, a la que nos está acostumbrando nuestra selección. Es muy atractivo verles tocar, pero por momentos se olvidaron que el objetivo del fútbol debe empujar a los jugadores a tirar a puerta y eso parecía relegado en algunos tramos del partido.
Hoy no voy a hablar de ese partido contra Francia, hoy quiero hablar de Vicente del Bosque. Es verdad que la base de este equipo la hizo Luis, entrenador que para mí merece todos los respetos del mundo del fútbol, pero creo que es Vicente del Bosque el que les ha hecho disfrutar de la selección. Pero hay algo, que es aún más importante, y es que desde que Vicente se incorporó como entrenador, en cuanto a resultados, sus cifras son inmejorables, teniendo en cuenta que Luis había dejado el listón muy alto y además la selección es una balsa de paz y armonía, y así lo dicen todos los agentes que la rodean.

Del Bosque es un buen entrenador. Sin duda a los profesionales hay que medirles por resultados y Vicente los tiene, pero pienso que hay que tener en consideración no solamente el resultado, sino también los comportamientos y con Del Bosque ya se sabe que los comportamientos que nos vamos a encontrar, son en todo momento razonables, humanos, desprovistos de tensión, amables, serios, comprometidos, ejemplares, porque la mayoría de las personas que le conocen bien, afirman, que la cualidad más importante suya es que antes que entrenador, es persona, una gran persona.

En el mundo que hemos construido, que importante es encontrarnos con líderes que llevan como bandera su comportamiento humano. Ser persona es sin duda para muchos, el principal valor que debería tener un líder, sería condición necesaria sin lugar a duda. Algunos dirán que para un líder eso no es suficiente, y yo lo comparto, está bien no es suficiente, pero es necesario, ya que con esa base construir otro tipo de competencias, comportamientos, características y habilidades que hagan que el profesional se convierta en el líder al que todos seguiríamos, es mucho más fácil.

Me gusta ver jugar a la Roja de Vicente del Bosque, la Roja en la que juegan muchachos de todas las partes de nuestro país, que tienen una única misión, ganar, jugando bien y por ello haciéndonos felices a los demás. Me gusta verla jugar en armonía, dónde parece que no tienen lugar los egos desmesurados, dónde la alegría domina, dónde se pueden conseguir grandes logros porque se trabaja en equipo, dónde el líder sabe comprender los diferentes momentos, buenos y malos y hacernos entender a todos, repito, a todos, haciéndonos soñar que podemos ser tan buenos y eficientes como los mejores.

Ojalá Vicente que tengas esa suerte, que el mundo del fútbol te la conceda y nos hagas campeones del mundo, pasando a la historia de los grandes entre los grandes, tu modelo es saludable para nuestra sociedad.
Me gusta la roja… y admiro el comportamiento de su líder.

4 comentarios:

Eugenio de Andrés dijo...

Coincido con tu visión del modelo de líder, alguien que lleva la luz a tu lado sin necesitar que el foco este permanentemente sobre él, capaz de dar visibilidad a su equipo, de hacerlos crecer profesional y personalmente, con unos valores firmes que guían su paso.

Pero a mí me surge una duda, ya que siempre que se habla de estos personajes, Vicente del Bosque, Nadal, Gasol… fueras de serie con unos valores y unos comportamientos excepcionales, todo el mundo los admira y dice que es el modelo. Pero si es así, ¿Por qué estos modelos son tan escasos? ¿Por qué la mayoría, por no decir más, de los líderes políticos, empresariales, incluso deportivos, suelen ser egocéntricos, altivos y egoístas? Si esta admiración fuera verdad, no serían excepciones sino la regla.
¿Por qué somos tan incoherentes?

FAH dijo...

Buen post, y buen comentario Eugenio. Creo una posible explicación al "triunfo de los malos" se puede encontrar en el artículo "El bueno, el feo y el Madoff" que escribió Manuel del Pozo a raíz del "caso Madoff". Lo dejo aquí: http://www.expansion.com/2009/01/14/opinion/1231960092.html.

Ya diréis a ver qué parece la explicación.

1 abrazo.

Almanzor dijo...

Mjy buen post. A mí me encanta el juego de nuestra selección, los valores de los que hablas y en eso tiene mucho que ver Vicente del Bosque. Pero a mí me surgió una duda a raíz de la Copa Confederaciones, torneo importante en mi opinión que desde los medios españoles se intento desprestigiar.
Del Bosque no hizo nada por hacer ver la importancia del torneo ni en los medios, ni aficionados y me temo mucho que tampoco en los jugadores, que parecían esperar únicamente el partido contra Brasil en la final y ninguneando a una selección de EEUU más potente de lo que creían muchos.
Esperemos que en el Mundial no nos confiemos con rivales como Chile u honduras.

Saludos

FAH dijo...

Os dejo este artículo. Creo q os puede gustar: "Del Bosque, la virtud en el término medio": http://www.larazon.es/noticia/2665-del-bosque-la-virtud-en-el-termino-medio

abrazo.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails