lunes, 23 de febrero de 2009

El líbero: Gestionar el Talento


Atendiendo al Diccionario de la Academia, el líbero es un jugador defensivo sin posición fija. Pero el líbero es, para muchos, bastantes cosas más. Si existe una posición en la que la suficiencia de los futbolistas sea la característica preponderante, esa es la de líbero. Pensar en un líbero, es imaginar al mejor jugador del equipo. Un buen líbero integra, más que ningún otro futbolista, a dos jugadores diferentes. En el plano defensivo, se trata de un jugador de colocación y anticipación, con dominio del juego aéreo y con mando en la zaga. En el aspecto ofensivo, el líbero debe conducir el balón con elegancia, dominar la pared, el dribbling y tener capacidad de llegada y visión de juego.
El origen del líbero se remonta al final de los años treinta, en el ámbito del cerrojo suizo creado el austriaco Karl Rappan en respuesta al WM inventado por Chapman en 1925. En el cerrojo suizo, el marcaje individual de tres defensas se ve reforzado por la utilización de un defensa libre situado más retrasado. Ya en los sesenta, el Catenaccio del Inter de Helenio Herrera, empleó al líbero como complemento a la defensa de cuatro en un el 1-4-3-2. Más recientemente, la configuración 5-3-2 ha posibilitado el renacimiento moderno del líbero con vocación atacante.
El arquetipo del líbero soberbio y solvente ha sido el alemán Franz Beckenbauer, “El Kaiser”. Y tras su imponente estela, han ocupado su lugar en la selección teutona jugadores como Uli Stielike, Klaus Augenthaler, Lottar Matthäus, Matthias Sammer, Jens Jeremies o Karsten Ramelow. Es posible que, para ser el mejor líbero, haga falta ser alemán. Aunque hemos conocido líberos inolvidables, como Franco Baresi, Ronald Koeman, Alan Hansen, Frank Rijkaard, Bobby Moore... Pero la cuestión es que esta demarcación de líbero constituye una interesante alternativa para los jugadores veteranos que aún conservan intacta su técnica, pero comienzan a experimentar cierto declive físico. Muchos recordamos aún la última etapa de Bernd Schuster en el Bayer Leverkusen, ya con 33 años. Su recorrido era escaso, pero su jerarquía, inmensa. Sin embargo, en nuestro país, desde los tiempos de “Pirri” y su sucesor, Ricardo Gallego, no hemos tenido continuidad en la demarcación, salvo algunos casos fugaces. Iván Helguera en el Real Madrid de la Octava, Fernando Gómez “El Catedrático” en el Valencia de Ranieri en su primera época... Quizás se trate de un problema de Gestión del Talento. Es posible que jugadores más ofensivos, pero de valía indiscutible, como Guardiola o Zidane hubieran podido tener una reubicación exitosa actuando como líbero. ¿Falta de visión?, ¿rigidez?... A mi entender, en todas las facetas humanas, pero en especial en el fútbol, el verdadero recurso escaso es el talento. Y los responsables necesitan flexibilidad para gestionarlo.

10 comentarios:

Paniagua dijo...

En el mundo del desarrollo de software, uno comienza programando y, según va demostrando su valía, tiende a "ascender" a un puesto cada vez menos técnico y más relacionado con la gestión. Este movimiento desplaza al empleado de una posición a otra sin que se sepa las consecuencias que supondrá este desplazamiento para su rendimiento. Como decía el tópico, "se asciende hasta que se llega al puesto en el que uno resulta incompetente, y ahí se queda". Creo que los caminos no deberían ser de un sólo sentido. Coincido con Ricardo cuando opina que un futbolista puede rendir a un excelente nivel en una posición distinta a aquella con la que despuntó durante más tiempo, y alargar así su carrera deportiva. ¿Por qué no hacer lo mismo con el capital humano de una empresa? Es decir, buscar nuevas ubicaciones a aquellos que han demostrado tener talento y ser válidos, pero que por razones de cualquier tipo (simplemente el desgaste tras haber desarrollado muchos años la misma ocupación) ya no rinden al mejor nivel.

Eugenio de Andrés dijo...

Esta vez estoy de acuerdo con Paniagua. Hay que apostar por las personas que tienen talento. Pero yo añadiría un acondición adicional: que quieran. Es decir que estén comprometidos en le proyecto. Creo que ese es el factor que puede justificar la inversión en reubicar a un profesional, ya sea del fútbol o de la empresa.
Esto se ve muy bien en el fútbol. Alguno de vosotros invertiriais un minuto o un euro en un jugador como el Ronadinho o el Ronaldo de hoy?
Yo creo en las personas, y estoy dispuesto a apostar por ellas siempre y cuando estas quieran, porque si no nunca vamos aconseguir resultados, sino frustración de expectativas.

carlos dijo...

Baresi libero?, Frank Rijkaard?, Koeman?, será profesor en laCArlos III, pero de nada relacionado con el futbol supongo, porque sino Dios nos coja confesados. Nadie juega con libero desde hace más de 30 años y por algo será, ¿Cuál será su próxima idea, el 2-3-5?
Me explique como se conjuga la figura del libero con la defensa en zona que aplican practicamente todos los grandes de Europa, aunque considerando a Baresi (jefe de la zona del MIlan) como libero…

Ricardo Colomo dijo...

Amigo Carlos, efectivamente el Milán de Sacchi jugaba en zona. Y también es cierto que en el 4-4-2 reinante en la actualidad es ese el marcaje habitual. Sin embargo, incluso en la variante 4-4-2 existe la posibilidad de que uno de los dos centrales actúe al hombre y el otro quede libre, haciendo entonces las veces de líbero (Según Boskov).
Adicionalmente, en un esquema tipo Cruyff (no el que evoluciona a 4-4-2 y pierde contra el Milán de Capello, sino el anterior en un tipo 3-1-3-3 con variantes), aunque el único defensa central tenía por cometido marcar al delantero centro, la presión del pivote le habilitaba para jugar la pelota (recordemos los pases largos a los extremos), asumiendo en muchas ocasiones la capacidad de actuar como líbero. Y así se solía denominar. No es mayoritario pero sí asumible. De hecho, Koeman, en su propia web se denomina como líbero http://www.ronaldkoeman.com/bio.htm

Por último, y en relación al esquema 5-3-2 (o asimilados), se suele decir que es un esquema de equipo pequeño, pero el Madrid, sin ir más lejos jugó así el final de la temporada 1999-2000 (debido al número de goles que le marcaban... recuerdo un buen zurrón en Munich, por ejemplo) y ganó aquella Copa de Europa, con Helguera de libre e Iván Campo y Karanka de marcadores (por cierto, al hombre en muchas ocasiones). El responsable: Vicente del Bosque. Pura gestión del talento.
Por último, sobre Baresi, quiero comentar que, aunque es conocido por casi todos gracias a su etapa en el Milán fulgurante de Sacchi y después de Capello, donde se defendía en zona, también actuó, por ejemplo (no quiero remontarme al Milan que asciende a la serie A), durante Italia 1990 de titular en aquella selección que perdió las famosas semis por penalties... Allí, en aquellas semifinales Italia alineó 5 defensas (Franco Baresi, Giuseppe Bergomi, Luigi De Agostini, Riccardo Ferri y Paolo Maldini) circunstancia que se volvió a repetir en el encuentro contra Inglaterra para el tercer puesto (Franco Baresi, Giusseppe Bergomi, Ciro Ferrara, Paolo Maldini y Pietro Vierchowod ). En ambas ocasiones actuó de líbero.

eduardo schell dijo...

El libero, y más desde los últimos años de Mathaus, ha sido uno de mis jugadores favoritos. Tenía que saber hacer de todo y bien. Ziadane pudo haber sido otro grande y haber estirado su carrera un par de años más.
En cuanto a la empresa y su "ascensión", hay que decir que se han cometido grandes fallos históricamente. Uno puede ser muy bueno en un área y le ofrecen ascender a otro puesto y ahí se estanca o no rinde. La razón es que era muy bueno para el otro trabajo y no para este.
En la parcela que mejor conozco (el periodismo), uno puede ser un gran periodista de calle, haciendo información diaria y demás y si le ascienden puede ser un pésimo jefe porque él no está preparado para esto. Igualmente, uno puede ser un gran jugador de baloncesto pero no por eso va a ser un gran entrenador o directivo de un equipo donde ha de hacer otras cosas como dominar el mercado, saber de jugadores, saber de gestión (eco´nómica, recursos y talento) etc.

Jesús dijo...

Si mal no recuerdo, el propio Guardiola, en la primera etapa de Van Gaal en el Barça, comenzó desempeñando labores de líbero debido a su capacidad para sacar el balón jugado y visión de juego (seguramente también porque no hubiera un defensa con esa virtud). Sin embargo, sorprende cómo, en la actualidad, pocos equipos punteros conservan esta figura; ni Real Madrid, ni Barça, ni Inter, ni Manchester, nada. Se opta, eso sí, por algo como lo que cita Ricardo, un central que juega con más libertad para tocar el balón y aportarle fluidez. ¿Por qué este abandono de una figura que ha aportado tanto como el líbero?
Y en lo que respecta al plano empresarial no puedo estar más de acuerdo con Eduardo, el talento se tiene que gestionar de forma individualizada, y ver qué limitaciones y capacidades presenta cada individuo y en qué puesto puede aportar más al conjunto del equipo.

Eugenio de Andrés dijo...

Siguiendo con lo de ascender el talento creo que tenemos un problema en la sociedad actual, y es que parece que nos vemos todos obligaods a ascender para ser felices. El problema es que va a estar un poco lleno el despacho de director general si seguimos así ¿no? Si alguien es bueno en su puesto y es feliz en él ¿por que le obligamos a ascender para "conseguir el éxtio?

En lo referente al líbero, amigo Carlos, creo que el Profesor Colomo, acaba de dar una lección magistral sobre el tema del líbero.

Jorge dijo...

El libero esa animal raro que seria en este futbol moderno en el cual exiten los dos mediocentros o los trivotes,hoy en dia no podian aparecer puesto que los genios mas bien estan tirados a una banda(como le paso a zidane y Ronaldinho)
Me ha gustado recordar mentalmente a cada uno de los nombres publicados
Un abrazo
http://atletico-liverpool.blogspot.com/

Anónimo dijo...

La posibilidad de que uno juegue de libero hiy en dia existe. Por ejemplo robben juega solo, chupa o se esconde detras del contrario ¿eso es un libero?
Desde uli stielike no se ha vuelto a hablar de liberos igual que desde luis moya no se ha vuelto a conocer el nombre de ningun copiloto (sin acudir a la wikipedia)
Es una pena pero en el futbol de hoy ni hay orsay ni liberos ni medio volantes, en cambio es posible acularse, poner un trivote.
Lo mismo digo yo que pasa cuando hoy se habla de talento y liderazgo y antes se hablaba de garra y pundonor.

Ricardo Colomo dijo...

Amigo, anónimo, me gusta el sabor de tus palabras... Muchos sentimos nostalgia del gran Uli. Esa forma de salir con el balón controlado. Erguido. Dominador... La solvencia perdida

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails