viernes, 27 de marzo de 2009

El partido mas largo

El lunes pasado el Ricoh Manresa, contra todo pronóstico, venció al poderoso Barça en el que se ha convertido en el partido más largo de la historia de la ACB con una duración de tres horas y seis minutos, tras cuatro prórrogas.


La entrega y la actitud de un equipo pequeño han podido con el poderío de un gran club lleno de talento, provocando la primera derrota del Barça fuera de casa tras cuatro meses. El Barça afronta el partido como un trámite antes del gran enfrentamiento contra el TAU en los playoff de cuartos de la Euroliga. El Manresa en cambio se prepara y se concentra en su partido, pone todas sus energías, todas sus ganas. No da el partido por perdido en ningún momento, lucha, se entrega, incluso superando la lesión al principio de la segunda parte de uno de sus hombres más importantes, Josh Asselin. Y subido a los hombros de su afición es capaz de hacer frente a un equipo muy superior prórroga tras prórroga, y de derrotarlo dejando en la memoria de sus seguidos un recuerdo imposible de borrar.

En la época en la que vivimos las empresas debemos conseguir trasladar a nuestros equipos la mentalidad del Ricoh Manresa, debemos luchar creyendo en nuestras posibilidades, superando el desanimo, funcionando como un equipo. La crisis es un rival poderoso, pero torres más grandes han caído, y podemos derrotarla con entrega y la actitud positiva. Es cierto que nosotros no contamos con una afición que nos lleve en volandas, sino con unos medios de comunicación sensacionalistas que multiplican todo lo malo que ocurre, llenos de iluminados comentaristas agoreros que anuncian nuestro final con su bola de cristal. Por eso también es clave la capacidad de concentración, mirando siempre nuestros objetivos, trabajando duro y olvidando si nuestro rival es mil veces más fuerte que nosotros, porque como dice José Ignacio la clave para triunfar no está en no caer nunca, sino en saber levantarse rápidamente, y desde luego en no dejar de intentarlo por el miedo a caer.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es el atractivo de los equipos pequeños, que te dan esperanza de que todo se puede lograr.

Anónimo dijo...

Es el atractivo del "Milagro manresano".

eduardo schell dijo...

Lo del Ricoh Manresa esta temporada es algo increíble. Ganar al todopoderoso Barcelona y su multimillonario presupuesto en 4 prórrogas, una increíble anécdota dentro de su exitosa temorada.
Los manresanos tienen un presupuesto casi de LEB, múltiples problemas financieros y además de hacer juegos de malabares financieros para salir adelante están vendiendo camisetas casi a pie de pista para sacarse unos euros para combatir una crisis que amenaza con hacer desaparecer varios equipos a final de temporada.
Creo que no se puede hacer más con menos recursos. Es un ejemplo a seguri, igual que el del Alta gestión Fuenlabrada. El éxito de ambos está en la implicación de los trabajadores, la comunión entre ellos con la afición, en la solidaridad con el compañero en la cancha (yo tapo tus defectos y tus carencias porque sé que en la siguiente jugada tu harás lo mismo conmigo)y en el compromiso con una causa.

Y todo al cumplirse 11 años del auténtico milagro: ganar la liga ante otro todopoderoso como el TAU.

FAH dijo...

A mí me gustaría citar lo que suele decir José Antonio Marina: "El talento es la capacidad de conseguir resultados extraordinarios con gente ordinaria". El otro día, el Presidente de IBM, Juan Antonio Zufiria me decía que "IBM más que preocuparse por atraer talento (que también lo hace) se preocupa sobre todo por crear talento".

Creo que es buena esta idea. Se habla mucho de "atracción" y "retención" de talento y poco de "creación" de talento.

Salu2.

Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails